¿Quién se ha llevado mi Queso?

¿Quién se ha llevado mi Queso? es un libro de motivación de Spencer Johnson (Wikipedia dixit). Trata sobre las diferentes reacciones al cambio que tenemos las personas y la mejor manera de poder sobrellevarlo. Mi padre me hizo leerlo cuando tenía 15 o 16 años y, al igual que con El Principito, lo leo todos los años porque siempre aprendes algo nuevo o recuerdas algo que se te había olvidado. Hasta hoy, que he ido a buscarlo y no lo encuentro 😦 No sé si se lo dejamos a alguien, el caso es que en mi casa no está 😦

Para los que no conozcan este libro, aquí va un resumen:

Érase una vez, cuatro personajes que vivían en un laberinto. Se trataba de dos ratones y dos personitas. Todos los días tanto personitas como ratones corrían por todo el laberinto buscando un queso, en el caso de los ratones, y un Queso, en la caso de las personitas. Después que mucho tiempo encontraron la Central Quesera Q. A partir de entonces los cuatro iban todos los días allí. Las personitas se acomodaron y se mudaron cerca de la Central Quesera Q. Estaban muy felices por haber conseguido su Queso.

Un día, los ratones llegaron y no quedaba queso, pero se lo esperaban ya que habían visto como las reservas mermaban día a día. Se pusieron las zapatillas (sí, estos ratones llevan zapatillas, no preguntéis por qué) y salieron a buscar otro queso. La situación había cambiado por lo que ellos debían cambiar. Las personitas, por el contrario, daban por hecho que siempre iba a haber Queso en la Central Q. Cuando vieron que no quedaba nada, no hicieron más que lamentarse e indignarse porque les habían quitado lo que era suyo. No estaban preparados para el cambio. Deciden esperar por si llega alguien con una solución.

Mientras las personitas seguían en la Central Q, quejándose y despotricando sobre su situación, los ratones encontraron la Central Quesera N. Al haber reaccionado bien ante el cambio, habían fijado su objetivo (encontrar otro queso) y lo habían conseguido. Un tiempo después una de las personitas decide dejar la Central Q para buscar otro Queso. Ante la negativa de la otra, ésta le explica que ya se ha dado cuenta, la situación ha cambiado y por eso tienen que cambiar ellos también. Aunque tiene miedo sabe que el miedo es bueno porque puede incitar a la acción. Pero cuando el miedo te impide moverte, el miedo es malo.

La personita empezó a vagar por el laberinto. Poco a poco se dio cuenta de que nadie se había llevado su Queso. Sabía que estaba acabándose pero no había querido verlo. Cuando consigue liberarse de sus miedos, corre por el laberinto. Es una persona nueva. Encontró unos pedazos de queso nuevo que le gustaron. Corrió a mostrárselos a su amigo pero éste los rechazó. Por eso nuestro amigo deja definitivamente la Central Q. Va avanzando por el camino encontrando trocitos de queso, pero puede sobrevivir gracias a ellos. No va a volver a mirar atrás.

Al final encontró la Central Quesera N. Allí se encontró con los ratones, que le dieron la bienvenida. Se dio cuenta de que debería haber seguido el ejemplo de los ratones en cuanto se acabó el queso. Valoró sus errores y supo que podría aprender a convivir con el cambio. Gracias a su experiencia en la Central Q no se acomodó en la Central N y todos los días salía a explorar el laberinto, para encontrar nuevos Quesos.

FIN

Todo esto viene por la gran incertidumbre que existe hoy en día. Estábamos acostumbrados a oír que sales de la universidad y te dan un Queso infinito. No es así. Hay que aprender a anticipar y sobrellevar los cambios. Por suerte, en el campo de la Traducción y la Interpretación tenemos un laberinto extensísimo lleno de posibilidades. ¿Quién dice que no puedes montar una agencia de viajes? ¿O utilizar el nivel que tienes de algún idioma y estudiar otra carrera que no existe en tu país?¿Qué haces si habías decidido hacer un máster pero la situación ha cambiado y ya no es tan atractivo? ¿Qué haces si no te dan la beca con la que contabas?

CAMBIAR, CAMBIAR Y CAMBIAR

Me gusta este libro porque sus consejos no sólo se pueden aplicar a la vida profesional, sino también a la personal. Me parece una buena lectura y considero que siempre se aprende algo nuevo.

¡Espero que paséis un buen fin de semana!

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

19 comentarios

  1. Muy oportuna tu entrada.

    Yo no tuve la suerte de descubrir el libro hasta el año pasado. De hecho (por si te interesa, aunque sé que no será igual), circulan por la red multitud de PDFs que puedes descargar gratuitamente con la historia.

    Coincido contigo en que lo que se puede sacar de la historia, a muchos niveles, viene que ni pintado a estos tiempos que corren. A veces estamos demasiado anclados a ciertos lugares, situaciones, personas, etc. y no nos damos cuenta de que también depende de nosotros cambiar lo que no nos gusta.

    En fin, que gracias por la entrada, nunca está de más recordar la historia y hacer repaso.

    Un saludo.

    Responder
    • ¡¡Muchas gracias!! He utilizado una versión en pdf para refrescarme la memoria, aunque no es lo mismo: ¡mi libro tenía dibujos!
      Muchas gracias por haberlo leído y comentado 🙂
      Un saludo

      Responder
  2. Me encantan esos libros tipo Principito, con taaaantos significados como abierta tenga la mente el lector. En lo único que no estoy de acuerdo es en que antes estábamos acostumbrados a salir de la universidad y tener queso infinito. Creo que ese es el error, pensar que es la crisis actual la que dificulta todo muchísimo, y que antes todo era super fácil. Creo que nuestros padres han tenido que pasar muchas penurias para llegar a trabajar en lo que querían (y eso si lo han logrado). Nadie les ha regalado nada y entonces no había esta crisis que nos sirve de excusa para todo.

    DESDE SIEMPRE se ha tenido uno que ganar la vida como ha podido, empezando desde abajo y con la intención de ir ascendiendo poco a poco… El primer trabajo será una minucia en comparación con lo que (esperemos) llegaremos a ser, pero es necesario ese “trámite”. Siempre se ha hablado de los famosos becarios, que no cobran nada en comparación con el trabajo que hace, y ahora parece que todos nos hemos olvidado de que no es la crisis actual la que provoca todos y cada uno de los problemas. Es el sistema. Así ha sido, y así será. ¿Que estamos en una época malísima? Sí. ¿Que algunos se escudan en eso para no moverse? También.

    PD: Muack 🙂

    Responder
    • Lo que quería decir es que antes se oía mucho lo de “sales de la facultad y te colocas”. Pero no es cierto. Se colocan unos cuantos, pero muy pocos. Pero como la gente lo oía se pensaba que era automático. Ese es el error. La gente espera que se lo den todo hecho y no es así. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Debería haberlo matizado 🙂
      Pd: voy a ver si también he perdido el Principito, si es así MUERO

      Responder
  3. Me ha encantado esta entrada. He oído hablar mucho del libro, pero jamás lo he leído. Sin quererlo, la vida me ha llevado a seguir esa filosofía de adaptarse al cambio para lograr los objetivos que uno se propone. Creo que se resume muy bien en una frase de Einstein que dice algo así como: “Para conseguir resultados distintos hay que hacer cosas diferentes”.

    Responder
    • ¡Muchas gracias por tu comentario! La verdad es que te lo lees de una sentada y siempre hay algún detallito en el que no habías caído. También toca la teoría de Steve Jobs de “unir puntos”
      Un saludo,
      Marina

      Responder
  4. Gran consejo. Muchas gracias por compartirlo 😉

    Responder
  5. Teniendo en cuenta lo que me gusta El Principito, voy a tratar de conseguir un ejemplar de este libro. ¡Muchas gracias por la recomendación!
    Sobre la reflexión, creo que en la capacidad de cambio están las posibilidades de éxito… Quien se encierre en una única salida, puede que lo consiga y puede que no, pero siempre tendrá el temor de perder su “camino”. Mejor ponerse en un cruce y tirar para donde más convenga 🙂

    Un saludo y gracias de nuevo 🙂

    Responder
    • Antes de que lo compres: no se puede comparar con El Principito, ni mucho menos. Pero es ese tipo de libros cortitos de los que siempre aprendes. Lo digo para que no esperes una historia tan bonita como la del Principito 🙂
      Muchas gracias por el comentario 🙂

      Responder
  6. Después de leer ese cuento tan lindo, no he podido resistirme a dejar por aquí otro que también tiene un significado de esos motivantes que vienen bien siempre 😉 Es de Bucay, un gran escritos que aprovecho para recomendaros.

    “Cuento de las Ranitas, de Jorge Bucay:
    Había una vez dos ranas que cayeron en un recipiente de nata.
    Inmediatamente sintieron que se hundían; era imposible nadar o flotar mucho tiempo en esa masa espesa como arenas movedizas. Al principio, las dos patalearon en la crema para llegar al borde del recipiente pero era inútil, sólo conseguían chapotear en el mismo lugar y hundirse. Sintieron que cada vez era más difícil salir a la superficie a respirar.
    Una de ellas dijo en voz alta:
    – No puedo más. Es imposible salir de aquí, esta materia no es para nadar. Ya que voy a morir, no veo para qué prolongar este dolor. No entiendo qué sentido tiene morir agotada por un esfuerzo estéril.

    Y dicho esto, dejó de patalear y se hundió con rapídez siendo literalmente tragada por el espeso líquido blanco.
    La otra rana, más persistente o quizás más tozuda, se dijo:
    – No hay caso! Nada se puede hacer para avanzar en esta cosa. Sin embargo ya que la muerte me llega, prefiero luchar hasta mi último aliento. No quisiera morir un segundo antes de que llegue mi hora.
    Y siguió pataleando y chapoteando siempre en el mismo lugar, sin avanzar un centímetro. Horas y horas!
    De pronto … de tanto patalear y agitar, agitar y patalear…la nata, se transformó en mantequilla.
    La rana sorprendida dio un salto y patinando llegó hasta el borde del pote.
    Desde allí, sólo le quedaba ir croando alegremente de regreso a casa.”

    Responder
  7. ¡Hola! Yo también me leí el libro siguiendo el consejo de mi padre y me marcó mucho, también me hizo reflexionar sobre todo y me ayudó bastante.
    Me he sentido muy identificada en lo que escribes porque yo cuando terminé, sólo hace 1 año y poco, también esperaba un quesito al final y no, ves que no hay nada claro pero sí muchas opciones. Eso al principio me asustó, pensé: un estudiante de medicina cuando termina la carrera es médico y ya está, nosotros en cambio, gracias al dominio de la lengua tenemos mil posibilidades. Ahora he aprendido a valorarlo y veo que es una suerte. A seguir avanzando 🙂 Me iré pasando por aquí.
    ¡Hasta pronto!
    Gemma

    Responder
    • Muchas gracias por el comentario. La verdad es que lo nuestro es una suerte, aunque haya gente que no lo quiera valorar. Si no es entrometerme mucho… ¿a qué te dedicas ahora un año después de haber terminado? Creo que sería de ayuda para la gente que estamos a punto de acabar.
      Un saludo,
      Marina

      Responder
  8. Ayer ví (por segunda vez, matadme) “Come reza ama” y salía Julia Roberts comprándose este libro, y la de la tienda le dice “tiene una sección entera sobre divorcios abajo”. jajajaja. Es el libro de los antes y después en la vida de uno. Tendré que comprármelo.

    Responder
  9. angel

     /  23 de abril de 2012

    Hola! Me he leido el libro un par de veces y es muy bueno.
    Hace un tiempo leyendo un diario vi que habia salido como una segunda parte de este libro. Que iba sobre despues d encontrar el queso.. No recuerdo el título ni nada. Si alguien sabe algo q lo haga saber. gracias
    mi mail: angel16_bcn@hotmail.com

    Responder
  1. La semana en Traducción e Interpretación 04/03/2012 | No disparen al traductor
  2. Diversificarse o morir « Traducciones Palacios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: