¡Ya está aquí, ya llegó!

Españoles, 2012 ha muerto. Y con él un año muy intenso, de estudiar y trabajar como si no hubiera mañana, de tomar decisiones para el futuro y llevarlas a cabo. También ha sido mi último año de carrera, con todo lo que conlleva: querer hacerlo todo, porque es el último, y hacerte un horario tan intenso que te dejaba media hora para comer y desplazarte a la otra punta de la facultad. Todo por esas clases de alemán matutinas que hicieron que superara el trauma que tenía con el idioma de Goethe gracias a una profesora 100% motivadora. Además, esos treinta minutos para comer me dieron la oportunidad de conocer a tres personitas que se convirtieron en mucho más que compañeros y con la que podías mantener conversación en voz pasiva sin que a ninguno le pareciera raro.

También, tuve la idea loca de unirme a otros tres locos para hacer el vídeo de graduación. Sólo nosotros sabemos lo que hemos pasado, cuando todo lo que podía salir mal, salió mal, pero al final quedó muy bien. El vídeo también sirvió para crear un grupo tan unido como heterogéneo, será que los polos opuestos se atraen. Este último cuatrimestre tan ajetreado me sirvió para darme cuenta de que puedo hacer muchas más cosas de las que pensaba. Ahora tengo claro se puede estudiar, trabajar y tener otros proyectos si gestionas tu tiempo de manera apropiada y que muchas veces, cuando decimos “no tengo tiempo para eso” no es cierto. Igual no tuve la vida social más intensa de mi vida, pero estoy muy satisfecha con el pequeño “sacrificio” que hice y no me arrepiento en absoluto.

En septiembre, como ya conté aquí, empecé a trabajar como auxiliar de conversación en Londres. Después de tres meses de trabajo puedo decir que está siendo una experiencia más que positiva. Estoy aprendiendo muchísimo, sobre todo en cuanto al uso del español. Además he tenido la suerte de estar en un colegio con bastante nivel de idiomas en el que se puede ir un poco más allá. Sin embargo, lo mejor de todo es el ambiente que se respira en el colegio. También he empezado como traductora freelance y he tenido la oportunidad de conocer a la estupenda red de “Traductoras en Londres”, que siempre tienen un consejillo útil para mí

En definitiva, ha sido un buen año, tanto en lo académico-profesional como lo personal. Me he dado cuenta de que si junto a las personas que suman en mi vida con las que restan, el balance es muy positivo. Doy gracias por estar rodeada de gente tan fantástica, tanto de forma literal, como en la distancia. Gente que puede ser que no veas más que una vez o dos al año pero siempre están ahí, gente que con un mensaje de Whatsapp te hace reír a carcajadas en un autobús y que la gente te mire como si estuvieras loca.

¿Mis propósitos de año nuevo? Seguir como hasta ahora, hacia adelante; tener menos miedo de equivocarme, y equivocarme, un poco, para corregir e ir a mejor. Pero sobre todo, tener optimismo. El 29 de diciembre me reuní con unos cuantos compañeros de la universidad. Me dio muchos ánimos ver que todos tenemos proyectos diferentes y, en general, estamos contentos con lo que hacemos. Por un día nos preocupamos sólo de charlar y contarnos qué habíamos hecho.

El último propósito es escribir más por aquí, no sólo de traducción, porque no sólo también soy traductora, sino docente, viajera, lectora y persona curiosa en general.

Pues eso, que espero que el 2013 sea todavía mejor que 2012 y espero contaros mucho más por aquí. ¡Feliz 2013!

Anuncios
Deja un comentario

6 comentarios

  1. Halamahí venía ya de los eritreos antiguos

     /  2 de enero de 2013

    Si a alguien le tienen que salir las cosas bien, es a ti, porque talento y capacidad te sobran. Veo a la gente muy ilusionada con el 2013, por lo menos a la gente que conozco. Y eso me hace pensar que aunque los nubarrones no se disipen por completo, el 2013 será el principio del fin de los malos tiempos.
    Y estoy completamente de acuerdo con lo del tiempo. Yo que soy una persona perezosa me he dado cuenta a lo largo del tiempo que una gestión eficaz del tiempo te permite hacer multitud de cosas y la falta de tiempo es, en realidad, una falta de organización.
    ¡Saludos!
    Hasta la próxima aportación 🙂

    Responder
  2. ¡Y lo bien que nos lo hemos pasado en esa media horita (al principio… a final de curso era casi una hora jajaja) comiendo la fdslkjfdksl comida del Club Social 3 (bueno, vosotros comiendo los deliciosos tuppers de vuestras madres y yo envenenándome con la fdslkjfdksl comida del Club Social 3). ¡La primera mitad del 2012 ha sido chu-chu-chuli! Y como dice Halamahí number one, si las cosas te han ido bien, es porque te lo mereces 🙂 ahora a comerte el mundo freelancero 🙂

    Responder
    • Esos pies siendo arrastrados hacia la facultad… al final decidimos comer y no alimentarnos jajaja. Muchas gracias por el comentario, guapérrima y ahora a seguir y a vernos en muy breve, que tú también te mereces una visitilla. Y lo del mundo freelancero… lentico, pero iremos mejorando 😉

      Responder
  3. ¡Vaya año completito has tenido! Ya te has enfrentado al famoso (al menos para mí famoso, de tanto pensarlo) abismo poscarrera xD
    Me encanta leer entradas como estas, ¡animan mucho!
    Un abrazo y a ver si nos conocemos de una vezzzz

    Responder
    • ¡Hola Merche!
      La verdad es que sí, ha sido muy completito 😉 No tengas tanto miedo, seguro que siempre sale algo, ya sean becas o un trabajillo.
      Tienes toda la razón, si alguna vez te pasas por Londres este año, ya sabes dónde estoy 🙂
      ¡Saludos!

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: